En muchos refugios/albergues es menos probable que las personas adopten a un gato que a un perro. Al igual que los perros, los gatos pueden llenar su hogar de mucho amor incondicional y alegría. Además, tienen ciertas características que son muy compatibles con las personas que buscan adoptar a una mascota. Aquí algunas de ellas:

Son independientes

Los gatos son excelentes cazadores, es probable que tengas un hogar libre de insectos o de algún roedor. A su vez, saben utilizar su caja (para hacer sus necesidades) sin llevar a cabo mucho entrenamiento. Ellos se cuidan por si mismos (baños, “grooming”), así que el hogar se puede mantener limpio y sin olores.

Son solitarios

A los gatos les gusta tener su espacio para dormir o descansar, esto les ayuda a adaptarse mucho mejor al dejarlos solos. Sin embargo, hay muchos gatos que pueden desarrollar ansiedad por separación. Les gusta que les den cariño, pero sin agobiarlos. Todo esto depende de la personalidad y raza del animal.

Pueden vivir en espacios pequeños

Los gatos pueden ser excelente compañía en apartamentos. No necesitan mucho espacio para estar contentos y saludables, se conforman con tener su comida, su cajita y juguetes para entretenerse.

No son ruidosos

Los gatos son muy silenciosos y si tienen que comunicarse lo hacen a través de maullidos, los cuales no son de gran estorbo. Las probabilidades de que alguien se queje por su ruido son muy bajos.

No realizan mucha actividad física

Ellos no son atléticos como otras especies de animales, se les puede estimular a jugar como si estuvieran cazando una presa (láser o algún juguetito que pueda perseguir). No es necesario llevarlos a caminar. Con una o dos veces que este juegue es suficiente, puede ser solo o con su dueño.

Es más económico tener un gato

Los gatos son independientes, pueden cuidarse por sí mismos y no requieren tanta atención. El dueño no suele gastar mucho en juguetes, entrenamientos, “crates”, cuidos/hoteles, etc.

 

En resumen…

Hay muchos gatos esperando obtener un hogar responsable donde le brinden todo el amor y cuidado que merecen. Si al momento de adoptar buscas una mascota que sea independiente, que no requiera mucha atención (ejercicio, etc), que pueda estar solo por varias horas y pueda estar a gusto en espacios pequeños (apartamento, etc); un gato sería perfecto. Es importante que al adoptar, preguntes al encargado sobre lo que estás buscando como compañía y su personalidad para que así puedan encontrar el animal que sea más compatible. No olvides: ¡Adopta, no compres!

 

Referencias:

 

Suscribete

Recibe noticias sobre los últimos rescates y detalles de nuestra organización.

Gracias por suscribirse

Pin It on Pinterest

Share This