Informar, investigar y enjuiciar la crueldad animal puede ayudar a sacar a los criminales peligrosos de las calles. Es un hecho que en los hogares donde el maltrato animal es un problema, a menudo concurren otros problemas. Los actos de crueldad animal están relacionados con una variedad de otros delitos, incluida la violencia contra las personas, los delitos contra la propiedad y los delitos relacionados con las drogas o la conducta desordenada. Detener la conducta de maltrato animal puede frenar las tendencias violentas antes de que se intensifiquen para incluir la violencia contra las personas.
¿Existe una conexión entre el maltrato animal y la violencia criminal?

Sí. Varios estudios han establecido vínculos entre el abuso de animales y la violencia contra las personas. Según The Humane Society of United States, un estudio de 2001-2004 realizado por el Departamento de Policía de Chicago «reveló una propensión alarmante de los delincuentes acusados ​​de delitos contra animales a cometer otros delitos violentos contra víctimas humanas». De los arrestados por delitos contra animales, el 65 por ciento había sido arrestado por agresión contra otra persona.

De los 36 asesinos múltiples condenados interrogados en un estudio, el 46 por ciento admitió haber cometido actos de tortura animal en la adolescencia. Y de siete tiroteos escolares que tuvieron lugar en Estados Unidos, entre 1997 y 2001, todos involucraron a niños que habían cometido anteriormente actos de crueldad animal.

Por esto, es que es tan importante no ignorar, por mínimo que parezca, ningún acto de violencia contra animales. De igual forma, la educación temprana a nuestros niños puede evitar la formación o detección de futuros actos violentos contra animales, personas o ellos mismos.

¿Cómo se relaciona el maltrato animal con el maltrato doméstico?

El abuso de mascotas es uno de los cuatro predictores de la violencia de pareja doméstica, según un estudio de seis años de «estándar de oro» realizado en 11 ciudades de USA. Tanto en situaciones de violencia doméstica como de abuso infantil, los abusadores pueden manipular y controlar a sus víctimas humanas mediante amenazas o violencia real contra las mascotas de la familia.

Los investigadores han descubierto que entre el 71 y el 83 por ciento de las mujeres que ingresan a los refugios de violencia doméstica informaron que sus parejas también abusaron o mataron a la mascota de la familia. Y otro estudio encontró que, en las familias bajo supervisión por abuso físico de sus hijos, el abuso de mascotas fue simultáneo en el 88 por ciento de las familias.

Debemos prestar atención, dónde ocurre maltrato animal hay altas probabilidades de que ocurre maltrato doméstico.

¿Puede la negligencia animal indicar abuso hacia las personas?

El maltrato animal en forma de negligencia es a menudo uno de los primeros indicadores de angustia en el hogar. Ya sea por falta de empatía, enfermedad mental o abuso de sustancias, una persona que no brinda un cuidado mínimo a la mascota de la familia es más probable que descuide las necesidades básicas de otros dependientes en el hogar. En muchos casos, los niños o personas vulnerables viven entre la miseria de las mascotas abandonadas.

¿Es normal el maltrato animal en los niños?

No. Los niños que abusan de los animales están enviando señales claras de advertencia de que representan un riesgo para ellos mismos y para los demás. El Consejo Nacional de Seguridad Escolar, el Departamento de Educación de EE. UU., La Asociación Estadounidense de Psicología y el Consejo Nacional de Prevención del Crimen coinciden en que la crueldad hacia los animales es una señal de advertencia para los jóvenes en riesgo.

Los estudios muestran que la agresión física crónica (por ejemplo, crueldad hacia los animales) por parte de los niños de la escuela primaria aumenta la probabilidad de que cometan violencia física continua, así como otras formas no violentas de delincuencia durante la adolescencia.

Un niño que abusa de los animales también puede estar actuando contra la violencia en su propio hogar. La intervención profesional puede sacar a un niño de una situación potencialmente abusiva y desviarlo de un comportamiento abusivo futuro.

Los expertos coinciden en que la prevención y el tratamiento tempranos de la crueldad animal es la clave para detener el ciclo de violencia porque, a medida que los niños agresivos crecen, responden menos a la intervención terapéutica.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Puede ayudar a detener el ciclo de violencia reconociendo que el maltrato animal es un indicador de problemas graves. Informar el abuso de animales puede ayudar a las autoridades a detener otros tipos de violencia y viceversa. Alentar a las fuerzas del orden y los fiscales locales a que se tomen en serio los delitos contra los animales es la clave para crear comunidades más seguras.

De igual forma, la crueldad hacia los animales en los niños no debe tomarse a la ligera. Los niños que abusan de los animales deben recibir una intervención psicológica profesional inmediata tanto para su propio bienestar como para el de la comunidad, además de que se debe investigar si el niño es víctima de maltrato.

Juntos podemos crear un mundo donde NO HAY EXCUSAS para el maltrato animal.

A continuación te compartimos una lista de números de teléfonos de la Unidad de Maltrato de la Policía de Puerto Rico por Región.

Parte de la información fue seleccionada del articulo de The Humane Society Of United States https://www.humanesociety.org/resources/animal-cruelty-and-human-violence-faq

Suscribete

Recibe noticias sobre los últimos rescates y detalles de nuestra organización.

Gracias por suscribirse

Pin It on Pinterest

Share This