¿Qué esperar cuando adoptas un perritos adulto/senior?

Se considera senior a perros de 8 a 10 años en adelante aprox.

Los perritos de estas edades nos dejan muchísimo tiempo para nosotros. No requieren tanto trabajo, ni atención. La mayoría son melaos, tranquilos y sedentarios. Y aunque el tiempo que podrán acompañarte en esta vida es seguramente menor, también se merecen un hogar y valdrá la pena. Podemos darle durante los años que le quedan una vida digna y agradable. Estarán súper agradecidos, son muy leales.

Más razones:

1- El perro adulto ya está educado El futuro adoptante no tendrá que pasar por la difícil y, a veces, incómoda tarea de enseñar modales al cachorro. El perro que entra en su vejez ya sabe pasear con correa, no comerse los muebles, respeta las plantas y no hace sus necesidades en el parque. Conductas que, sin embargo, todo perro pequeño hace alguna vez (como mínimo).

2- El perro adulto sabe cómo comportarse La gran mayoría de los perros de edad senior ya conocen qué han de hacer y cómo han de comportarse para pertenecer a una manada (la familia de adopción). Saben cómo agradar. Y su necesidad de cariño y gratitud es tan grande como su capacidad de dar amor.

3- El perro senior sabe con total claridad lo que significa «no» El animal adulto adoptado que ya ha convivido con otra familia entiende las órdenes que recibe de su dueño mucho mejor que un cachorro o un perro joven. Su disciplina es sin duda mayor: son perros maduros.

4- Un perrito adulto aprende a mayor velocidad Adoptar a un perro de edad avanzada implica algunas ventajas de aprendizaje. El animal anciano se adaptará antes a nuestros hábitos, horarios y carácter que uno que no haya convivido nunca antes con personas, y haya que enseñarle desde cero.

5- El perro adulto no sufre la dura etapa de la dentición Una de las ventajas de adoptar un perro anciano es que evitará algunas molestias propias de los perros más jóvenes, como la dolorosa dentición. Los cachorros que atraviesan la etapa mordisquean todo lo que tienen a su alcance: zapatos, muebles, cestas de la ropa, puertas, etc. Un perro abuelo ya ha superado esta etapa.

6- El carácter de un perro adulto es definitivo Los canes pueden sufrir cambios de comportamiento conforme van creciendo. Y en ocasiones, un simpático cachorro puede no serlo tanto cuando alcanza la edad adulta. El adoptante de un perro anciano se evita sorpresas: conoce el carácter del animal desde el principio.

7- El perro adulto es un gran compañero Será un gran compañero de su dueño, desde el primer día, de casi cualquier actividad.

Suscribete

Recibe noticias sobre los últimos rescates y detalles de nuestra organización.

Gracias por suscribirse

Pin It on Pinterest

Share This